17 de mayo de 2012

Collares para gato: ¿a favor o en contra?

La típica imagen que a la mayoría nos viene a la cabeza cuando nos piden que imaginemos a un gato suele ser la de un tierno felino que luce en su cuello un llamativo collar. Estereotipos a un lado y aunque pueda parecer mentira, los gatos no nacen con él puesto, constituyendo este uno de los productos tradicionales para felinos más controvertidos en la actualidad. Detractores frente a partidarios, cada cual tiene sus motivos a la hora de decantarse porque su gato lleve collar o no. ¿Os parece si los vemos?.

Ventajas frente a riesgos: Bien para facilitar que un gato sea reconocido como casero o para poder colgar una identificación visible del mismo, muchos son los propietarios que deciden que sus felinos lleven collar. Esta medida no sólo es adoptada por dueños de gatos con acceso al exterior, sino que también es bien recibida por aquellos que no los dejan salir de casa habitualmente a modo de prevención ante una posible escapada fortuita. Y entre los partidarios del collar felino no debemos olvidarnos de citar a aquellos que, motivos prácticos aparte, se lo colocan a sus gatos simplemente por estética.

Frente al grupo de usuarios satisfechos, cada vez son más los gatos domésticos que lucen sus cuellos al desnudo, siendo esgrimidas por los propietarios que se oponen al uso del collar razones como la mera comodidad, la posibilidad de que alguna uña o los dientes puedan quedar enredados o el peligro en el caso de que se enganche y termine por estrangular al gato. Evitar molestias y riesgos como estos justifica para ellos sobradamente su rechazo.

El collar adecuado: Sea como sea, si decidimos poner un collar a nuestro gato lo importante es elegir un modelo adaptado a nuestro pequeño amigo y sus hábitos felinos que minimice en lo posible el riesgo de accidente. ¿Lo ideal? Que sea de un material suave (textil o piel), con bordes y costuras resistentes pero que no raspen ni pinchen. Que incorpore al menos un trozo de goma que se estire lo suficiente para que el gato pueda liberarse en caso de quedar enganchado (a nosotros, tras años de experiencia, nos gusta que sean completamente elásticos, pero eso ya es una opción personal) En cuanto a los cierres, suelen ser metálicos o de plástico, en forma de hebilla tradicional o con cierre a presión, siendo importante comprobar que no presenten aristas cortantes y que se abran fácilmente ante una emergencia. Y, para aquellos gatos con acceso al exterior, no está de más valorar que incluyan además algún tipo de detalle reflectante a la hora de decantarnos por uno u otro.

Tan importante como el modelo que elijamos es la forma en la que debemos colocarlo para evitar sustos. Y es que nuestro collar debe ir alrededor del cuello de nuestro gato sin que quede ni muy flojo ni demasiado prieto, siendo lo ideal una holgura que nos permita introducir uno o dos dedos. Además, es recomendable revisarlo cada día, volviéndolo a apretar si apreciamos que no está lo suficientemente ajustado.

Tañendo cascabeles: En nuestra opinión, la reciente demonización del collar para gatos no se debe quizá tanto a él mismo como a su eterno y sonoro compañero de batallas: el tintineante cascabel. Y es que eso de ponérselo al gato ya no se lleva. Desde que puede provocar lesiones en los delicados oídos felinos hasta auténticos cuadros de locura, son innumerables las fatales consecuencias atribuídas falsamente al uso de este pequeño elemento sonoro que si bien no es necesario en la mayoría de las ocasiones, no está de más en otras (por ejemplo, en el caso de invidentes que conviven con gatos o cuando los propietarios tratan de prevenir en lo posible la caza de pájaros y otras pequeñas presas)

¿A favor o en contra?: Dicho todo esto, ahora os toca opinar a vosotros. ¿Cómo valoráis los collares felinos? ¿Vuestros gatos los usan? ¿Sí? ¿No? ¿Estáis a favor o en contra? ¡Esperamos vuestros comentarios!

Para saber más: Os dejamos un par de referencias por si el tema os ha resultado interesante y os apetece saber algo más sobre collares para gatos:

- Los gatos y los collares, en GEMFE, (siendo una traducción de información contenida en la web de Fabcats) [Disponible el 17/05/2012]
- RODRÍGUEZ, C. "El cascabel y el gato" y "De los cuentos a los cuellos felinos", en El encantador de gatos, Madrid, 2009, pp. 130-133

21 comentarios:

  1. Mis gatines nunca salen a la calle, por eso se pasean por casa sin collar y sin nada, no me parece necesario y supongo que, por muy cómodo que sea, ellos notan que llevan algo. Pero si mis gatos salieran al exterior sí que les pondría un collar. Uno sin cascabel y de esos que se abren si se enganchan, además llevarían una plaquita con un teléfono o una dirección, para evitar disgustos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A los nuestros se los ponemos de vez en cuando (unos sin cascabeles, totalmente elásticos y con cierres de apertura fácil en caso de enganche) Así están acostumbrados y cuando salen de casa para ir al veterinario lo llevan sin problema: me quedo más tranquila sabiendo que lucen un signo evidente de que son caseros y una vistosa chapa con nuestros teléfonos por si acaso...

      ¡Un saludo!

      Eliminar
    2. Holaaaa, acabo de comprarle un collar a mi gatita, es sin cascabel y tienes 3 años; el problema es que se anda rasque y rasque y se le cae mucho el pelo. Què recomiemdan?

      Eliminar
    3. Pues mi recomendación a bote pronto es paciencia. Si has decidido que tu gatita lleve collar (sin cascabel y con cierre de seguridad para gatos) y ya tiene tres años, debe acostumbrarse. Es muy normal que se rasque al notar algo extraño alrededor de su cuello. Puedes probar a que se haga a él poco a poco: se lo pones un ratito hoy, otro poco mañana y a ver qué tal. ¡Ah! Y comprueba que no esté prieto en exceso: recuerda que tiene que quedar una holgura entre el collar y el cuello ;)

      ¡Ronroneos!

      Eliminar
  2. Recien le compre un collar a mi gata con un pequeño cascabel..la razon era porque no maulla y es dificil saber donde esta, hay algun otro modo de ubicarla sin cascabel?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Hachi.

      La verdad es que algunos gatos son auténticos expertos a la hora de esconderse y en ocasiones resulta difícil localizarles si ellos no quieren que les encontremos. Pero debes tener en cuenta que muchos llegan a moverse sin emitir ningún cascabeleo... Son comprensibles los motivos que te llevaron a colocarle a tu gatita un collar con cascabel, pero debes tener claro que con el tiempo quizá deje de servirte. En cuanto a lo de si existe algún otro modo de ubicarla, puede que lo mejor sea que la acostumbres a que acuda a tu llamada: para ello, algunos propietarios recurren a agitar el cacharro del pienso o de las chucherías como reclamo y quizá este truco te sirva. Eso sí, si la gatita acude no te olvides de premiarla algunas de las veces, consiguiendo así que la intriga por descubrir si hay recompensa o no la incite a salir.

      Ojalá el consejo te sea útil.

      Un saludo y gracias :)

      Eliminar
  3. Buenos días,

    Tengo una batalla intensa por el tema collar, yo quiero que la gata lo lleve y mi pareja no.
    El collar es de tela, con un cierre que ella ha demostrado que puede abrir, con una plaquita con código QR indentificativa, sin cascabeles, comprado en un veterinario y lo más importante de todo, no le molesta en absoluto.
    Mi razón para que lo lleve es sencilla, vivo en un bajos, la puerta de la calle está en línia recta, la altura desde el balcón no supera los 3 metros, por lo que bajar es fácil, subir no tanto.
    La gata es recogida de la calle y no suele salir más allá del felpudo pero me da mucho miedo de que se asuste y salga corriendo.
    A el simplemente no le gusta y se lo quita.

    La pelea lleva 4 días y no parece que vayamos a tener paz ¿alguna idea?

    Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Anónimo.

      Con respecto al collar te diré que si es uno homologado, suave, con cierre de seguridad, sin cascabel y se lo colocas a tu gata con la holgura suficiente (ni mucha ni poca), no tiene que plantearse ningún problema. Es más, una vez leído tu comentario se entienden a la perfección los motivos por los que quieres que lo lleve porque identificar de un vistazo a un gato como casero cuando tiene acceso al exterior puede ser una muy buena idea (es más, yo creo que ante una situación similar sin duda se lo pondría a los míos con chapita identificativa y todo, como tú, para que si alguien los encontrara por ahí pudiera ayudarles a regresar a su casa)

      En cuanto a la batalla con tu pareja, me temo que no puedo ayudarte. Si es un tema estético o va más allá, solamente hablándolo entre vosotros podréis llegar a un acuerdo, siendo importante quizá que le expongas tus razones clara y detenidamente.

      Eso sí, quede claro que frente a la moda de no llevar collar muchos gatos lo llevan y han llevado durante años, siendo los collares actuales seguros y cómodos siempre que los coloquemos debidamente y los revisemos con regularidad.

      Un saludo y espero que la paz vuelva a vuestra casa y que disfrutéis en común de vuestra gata (con collar o sin)

      Eliminar
  4. Mis tres gatos llevan collar desde bebes y si lo pierden durante el juego (cosa que pasa rara vez), me lo traen para que se lo vuelva a poner. Yo se que no elegirían llevarlo, pero no es cuestión de moda, si no de seguridad. En EEUU, la mayoría de expertos cree que en todas las circunstancias un gato debe llevar collar de apertura automática, sin cascabel y con identificación en todo momento, y esto incluye a los gatos exclusivamente de interior (como los mios) ya que siempre pueden escaparse por error o caerse por una ventana que no debía estar abierta.
    Yo duermo tranquila y se que decido lo mejor para ellos. Por cierto, creéis que ellos irían al vete si dependiese de ellos? jajaja. Esto es lo mismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos encanta descubrir a una usuaria satisfecha con tres gatos felices que lucen orgullosos collares en sus cuellos. Y es que, tomando las medidas oportunas, un collar, salvo casos excepcionalmente dramáticos, no suele plantear ningún problema y es la mejor manera de identificar a un gato casero. Harina de otro costal es el cascabel, el ornamento tintineante que suele acompañar al collar y que normalmente no tiene ninguna finalidad más que la meramente estética (si no es un caso especial como los descritos en la entrada, merece la pena prescindir de él)

      Mil gracias por compartir opinión y experiencia, María. Y saludos para tus tres peques. Y no, ellos jamás elegirían ir al veterinario... ;)

      Eliminar
  5. Contrariamente a lo que comenta María, en Alemania se considera a los collares completamente desaconsejables. Y, realmente deberíamos plantearnos si tienen sentido http://bit.ly/1IaUejt. o es simplemente desconocimiento o egoísmo nuestro...Quizas si vamos de viaje y hay que manejar al gato (p.ej. en el aeropuerto sacarlo del transportin) no es mala idea (puntualmente). Y referente a la supuesta seguridad: los de apertura por tracción necesitan fuerza por ambos lados, que no siempre se da si el gato se engancha en algún sitio, y los con elástico se pueden torcer y estrangular al gato. Y con respecto al peligro de escaparse o caerse por ventanas o balcón, existen sistemas de protección que permiten a los gatos disfrutar del airecito sin ponerlos en peligro. Saludos felinos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas, Mi Miga. Está claro que los collares pueden tener sus contras pero muchos gateros se sienten mejor cuando su gato lleva uno porque si se escapa (como en el caso que describes del aeropuerto) es fácilmente reconocible como un gato extraviado. Por eso creo que es importante aclarar cómo debería ser un collar para gato, minimizando así los riesgos. De todas formas yo entiendo todas tus reticencias, sobre todo después de tu experiencia con Lorenza... Conste que los míos van sin collar aunque lo llevaron tiempo incluso por casa y sin problemas, aunque ahora sólo lo usan cuando salen...

      ¡Ronroneos y, como siempre, gracias por comentar!

      Eliminar
  6. Yo tengo un dilema mi gato no lleva collar pero me voy de viaje y me lo voy a llevar y claro quiero que este identificado , se lo puse y no le hace mucha gracia llevarlo se pone muy loco pero a ratos esta bien. En fin que no se que hacer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Anónimo.

      El caso es que si no le has acostumbrado desde chiquitín puede ser que no lo acepte de buena manera: lo mejor es que se lo vayas poniendo a ratitos cortos y siempre vigilándole, alargando poco a poco los ratos en los que lo lleva puesto. Pero ya te digo que es cuestión de paciencia y de ir haciéndole entender que llevarlo no es malo. En cuanto al tipo de collar, por favor, opta por uno de gato con todos los elementos de seguridad (elástico, cierre de apertura fácil...), más que nada porque si no le gusta llevarlo intentará quitárselo y es mejor que no pueda engancharse.

      Ronroneos y ya nos contarás :)

      Eliminar
  7. Hola, hace tiempo que mi gato tiene puesto su collar, él tiene dos años y ha estado llevando collares desde pequeño, siempre sin cascabel, simplemente porque me aporta seguridad a la hora de que se escape ya que así puede ser reconocido por un gato doméstico y cerca de mi casa hay muchos gatos callejeros, el caso es que le he cambiado los collares por uno nuevo varias veces y siempre que lo he hecho no ha habido ningún problema, hace tiempo que lleva este y no se lo cambié porque ni se quejó ni vi que tuviese ningún problema con él, pero hoy me he dado cuenta de que tiene ¡una calva! se lo he quitado de inmediato, y aunque no paraba de moverse he intentado ver cómo estaba su cuello, tiene una especie de calva alrededor del cuello, apenas se nota, pero en la base de la garganta, por así decirlo, si que tiene una calva considerable... realmente no sabía que le pasaba eso, en ningún momento le vi incomodo o rascándose o molesto por el collar y no estaba tan ajustado puesto que cada dos por tres me aseguraba de que me cogía uno o dos dedos en él.
    ¿Es normal esa calva? Quiero decir, ¿es causada por el collar?
    Por ahora se lo he quitado y no pienso ponerle otro hasta que vea que eso mejore ¿le volverá a crecer el pelo, no?

    Uff, de verdad que no me había percatado de eso nunca, no sé como se me ha podido pasar... Estoy un poco preocupada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Anónimo.

      Esa calva que describes a veces se produce al llevar collar. ¿Por qué? Por el roce, por llevarlo apretado, porque en algún momento se mojó y la zona quedó empapada, por el material del collar (que puede producirle una alergia), por coincidir con la época de muda, por todo a la vez... Mil cosas. Lo normal es que sí, que le crezca el pelo. Así, si tú no le ves la zona enrojecida y él no se rasca en teoría con quitarlo un tiempo debería arreglarse el asunto. Ahora, si le notas molesto o con la piel rara deberías acudir al veterinario.

      No te pongas nerviosa, obsérvale y si cambiaste de modelo de collar y quieres volver a colocarle uno, quizá deberías volver a comprar uno como el antiguo :)

      Ronroneos y ya nos contarás qué tal va.

      Eliminar
  8. Hola!

    A mi primera gatita nunca se lo puse por que me parecía le quitaba algo de encanto salvaje. Pero tenia un arnés (comprado en Inglaterra: entienden mejor a los gatos) para salir de casa que me permitió llevarla en transportines abiertos pegada al pecho en mas de una ocasión. Pero es cierto que nadie se va a llevar a tu gato al veterinario a ver si lleva chip si se pierde.
    Para los dos que tengo ahora me gustaría, pero no se donde comprarlos. Casi todos no son mas que collares para perro con la etiqueta cambiada! Rígidos y rasposos. Donde encontráis esas maravillas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Anónimo.

      Los de la foto fueron comprados en Carrefour (creo recordar que eran de la marca Vitakraft) pero en cualquier tienda especializada en mascotas podrás conseguir collares para gato, que cada vez son más comunes y no les falta ni su elástico ni su cierre de seguridad.

      Ronroneos y suerte con la búsqueda :)

      Eliminar
  9. Buenas, mi gato ha tenido durante muchos años puesto un collar , durante unos 14 años, no siempre el mismo , pero siempre ha tenido uno puesto.. Hará un par de meses decidimos quitárselo.
    Le salen por el cuello como unas ronchas, yo creo que es de rascarse tan fuerte q le sale sangre. Nunca las había tenido , pero lleva unos meses q le salen ( probablemente desde que le quitamos el collar, no estoy segura). Ahora tiene muchísimas, y me preocupa , no se si es de rascarse , o que puede ser.
    Supongo que al llevar tantísimos años con el collar, y quitárselo , pues le haya podido dar alergia o algo y ese sea el motivo de las ronchas .
    ¿Que creen que puede ser?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que la retirada del collar le resulte algo extraño, puede después de tantos años. Ahora, que la retirada del collar le provoque alergia, creo que no. La alergias por contacto se resuelven retirando lo que irrita (en este caso el collar) Por eso lo importante ahora es que le vigiles. Quizá sea el último collar que llevó puesto el que le provocaba picazón y aún tiene la zona resentida. Mi consejo: revisa bien el cuello y el resto del cuerpo (hay ronchas sólo en el cuello?), cepíllale bien para retirar pelo muerto (que molesta mucho y hace que se rasquen), enjuagale/báñale si hiciera falta y si no se modera el picor, al veterinario a que le vea.

      Ten en cuenta que los picores mal controlados pueden derivar en lesiones mayores y a veces hacen falta medicamentos para controlar la situación.

      Un saludo y paciencia.

      Eliminar
  10. Tened cuidado si lo usáis, mis gatas (tienen acceso al exterior) usaban un collar especial para gatos, de esos que tienen una goma elástica, bien, dejaron de usarlo en cuanto una de ellas casi se ahoga. Se lo intentó quitar y le quedó enganchado en la boca. Dentro de lo malo sólo se hizo heridas en los labios y las mejillas al intentar quitárselo, no han vuelto a usar collar, pudo acabar peor.

    ResponderEliminar